Rebalanceo de Cartera: ¿Qué es y por qué es importante?

REBALANCEO DE CARTERA

✏ Contenidos

Aprende que es el rebalanceo de cartera, por qué es importante para adaptarte a mercados cambiantes y que tipos y ejemplos de estrategias de rebalanceo las empresas pueden implementar.

¿Qué es el rebalanceo? 

El rebalanceo es el proceso de realinear la proporción de activos en una cartera de inversiones al nivel original o deseado de riesgo.

Implica vender o comprar activos para que la cartera vuelva a estar en línea con la asignación de activos deseada.

El rebalanceo se puede hacer de manera regular, como trimestral o anual, o se puede activar por ciertos eventos, como un colapso del mercado o un cambio significativo en el entorno empresarial.

¿Por qué es importante el rebalanceo? 

El rebalanceo es importante porque ayuda a los inversores a mantener el nivel deseado de riesgo en su cartera de inversión. Sin rebalanceo, la asignación de activos puede desviarse del nivel original o deseado, lo que conduce a una exposición de riesgo mayor de lo pretendido. El rebalanceo también permite a los inversores aprovechar los movimientos del mercado comprando barato y vendiendo caro.

Tipos de estrategias de rebalanceo 

Hay varias estrategias de rebalanceo que los inversores pueden utilizar. Los más comunes son:

  1. Rebalanceo basado en el tiempo: Esto implica rebalancear en un horario regular, como trimestral o anual.
  2. Rebalanceo basado en porcentaje: Esto implica rebalancear cuando la asignación de activos se desvía del nivel deseado en un cierto porcentaje, como el 5%.
  3. Rebalanceo híbrido: Esto implica una combinación de rebalanceo basado en el tiempo y basado en el umbral.
  4. Seguro de cartera de proporción constante (CPPI) – esto implica asignar un cierto porcentaje de la cartera a un activo de bajo riesgo, como efectivo o bonos, y el resto a un activo de mayor riesgo, como acciones. Si el valor de la cartera cae por debajo de un cierto nivel, se vende el activo de bajo riesgo para comprar más del activo de alto riesgo, y viceversa.

Ejemplos de Estrategias de rebalanceo

Veamos algunos ejemplos de estrategias de rebalanceo que las empresas pueden implementar:

  1. Cuentas de jubilación: Muchas cuentas de jubilación, como las 401(k), ofrecen opciones de rebalanceo automático. Esto significa que la cuenta se rebalanceará automáticamente en un horario regular, como trimestral o anual, para mantener la asignación de activos deseada.
  2. Carteras de acciones: Si una cartera de acciones está compuesta por acciones nacionales e internacionales, el rebalanceo puede ayudar a mantener la asignación deseada de acciones nacionales e internacionales.
  3. Inversiones inmobiliarias: Si una cartera de inversiones inmobiliarias está compuesta tanto por propiedades comerciales como residenciales, el rebalanceo puede ayudar a mantener la asignación deseada de propiedades comerciales y residenciales.

En conclusión, el rebalanceo es un aspecto crucial de la gestión de inversiones que ayuda a los inversores a mantener el nivel de riesgo deseado en su cartera de inversiones. Existen diferentes tipos de estrategias de rebalanceo que los inversores pueden utilizar, dependiendo de sus objetivos y preferencias. Al implementar estrategias de rebalanceo, las empresas pueden mantenerse relevantes y competitivas en el entorno de mercado en constante cambio.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Comentarios
Artículos Relacionados
Invertir sin riesgo: Estrategias exitosas

Invertir constituye una vía efectiva para incrementar nuestro capital y materializar nuestros objetivos financieros. No obstante, toda inversión conlleva cierto grado de riesgo, es decir,

Logo Alternativo 02

No te pierdas de las novedades del mundo de las inversiones.